Los efectos de la cafeína en tu cuerpo

Muchos de nosotros dependemos de una taza de café por la mañana o una sacudida de cafeína por la tarde para ayudarnos a pasar el día. La cafeína está tan ampliamente disponible que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) dice que alrededor del 80 por ciento de los adultos de los Estados Unidos toman alguna forma de cafeína todos los días. Sin embargo, los efectos del café en el cuerpo van más allá de mantenemos despiertos. Es un estimulante del sistema nervioso central que afecta al cuerpo de muchas maneras.

Conocer los síntomas de la cafeína y sus efectos a largo plazo en el cuerpo puede hacer que te lo pienses dos veces antes de tomar esa cuarta taza de café. Sigue leyendo para saber más sobre estos efectos.

La cafeína no aporta ningún valor nutritivo por sí sola. Es insípida, por lo que tampoco sabrás necesariamente si está en tu comida. Incluso algunos medicamentos pueden contener cafeína sin que usted lo sepa.

Este ingrediente casi siempre causa algunos síntomas. Como mínimo, puede que te sientas con más energía, pero con el tiempo, un exceso de cafeína puede causar síntomas de abstinencia.

A medida que consumes la misma cantidad de cafeína diariamente, tu cuerpo desarrolla una tolerancia a ella. Otros factores como la edad, la masa corporal y la salud en general también pueden determinar su tolerancia a la cafeína. Si desea disminuir la cantidad de cafeína que toma, es mejor disminuir su consumo lentamente.

Sistema nervioso central

La cafeína actúa como estimulante del sistema nervioso central. Cuando llega a tu cerebro, el efecto más notable es el estado de alerta. Se sentirá más despierto y menos cansado, por lo que es un ingrediente común en los medicamentos para tratar o controlar la somnolencia, los dolores de cabeza y las migrañas.

Por ejemplo, el exceso de cafeína puede provocar dolores de cabeza. Esto está principalmente relacionado con la abstinencia de cafeína. Los vasos sanguíneos del cerebro se acostumbran a los efectos de la cafeína, por lo que si de repente dejas de consumirla, puede provocarte un dolor de cabeza.

Otros síntomas de la abstinencia de la cafeína incluyen:

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Somnolencia

En algunas personas, la abstinencia repentina puede causar temblores.

Aunque es extremadamente raro, también es posible una sobredosis de cafeína. Los síntomas de una sobredosis incluyen:

  • Confusión
  • Alucinaciones
  • Vómitos

Sistemas digestivo y excretor

La cafeína aumenta la cantidad de ácido en el estómago y puede causar acidez o malestar estomacal. La cafeína adicional tampoco se almacena en el cuerpo. Se procesa en el hígado y sale a través de la orina. Por eso es posible que aumente la cantidad de orina poco después de consumir cafeína.

Si tiene problemas estomacales, como reflujo ácido o úlceras, pregunte a su médico si está bien que tome cafeína.

Sistemas circulatorio y respiratorio

La cafeína es absorbida por el estómago. Alcanza sus niveles más altos en el torrente sanguíneo en una o dos horas. La cafeína puede hacer que su presión arterial suba por un corto tiempo. Se cree que este efecto se atribuye a un aumento de la adrenalina o a un bloqueo temporal de las hormonas que ensanchan naturalmente las arterias.

En la mayoría de las personas, no existe un efecto a largo plazo sobre la presión arterial, pero si tiene un ritmo cardíaco irregular, la cafeína puede hacer que el corazón trabaje más. Si tiene presión arterial alta (hipertensión) o problemas relacionados con el corazón, pregunte a su médico si la cafeína es segura para que la consuma.

Una sobredosis de cafeína puede causar latidos cardíacos rápidos o irregulares y problemas respiratorios. En casos raros, la sobredosis de cafeína puede provocar la muerte debido a convulsiones o a latidos cardíacos irregulares.

Sistemas esquelético y muscular

La cafeína en grandes cantidades puede interferir con la absorción y el metabolismo del calcio. Esto puede contribuir al adelgazamiento de los huesos (osteoporosis). Si se consume en exceso, la cafeína puede hacer que los músculos se contraigan.

Si se experimenta un síndrome de abstinencia de la cafeína, un síntoma puede ser el dolor muscular.

El sistema reproductor

La cafeína viaja dentro del torrente sanguíneo y cruza hacia la placenta. Como es un estimulante, puede hacer que el ritmo cardíaco y el metabolismo de su bebé aumenten. El exceso de cafeína también puede causar un crecimiento fetal más lento y un mayor riesgo de aborto.